martes, julio 18, 2006

Azoro

Existe un modo de ser que yo no conocía, dulce y feroz como el bosque.

Un tigre amarillo al acecho, que de repente ataca y destroza.
Un hormiguero gigantesco, pleno de túneles, larvas y reinas.
Un pez desnudo que se entrega al río, y lo contagia y lo trasmuta.
Una lluvia abundante y certera, que arrastra la tierra y la empreña.

De raíces y cópula:
un hombre bosque.

5 Comments:

Blogger jorge angel said...

incomparable, me dejás mudo.

besos

5:23 p.m.  
Anonymous Yukari said...

¿Para cuando una novela donde se narre los obstaculos de el amor?

1:27 p.m.  
Blogger claudia peña claros said...

Ay, una novela, ese es mi sueño, una novela. Pero por ahora, lo veo medio difícil (todavía). Ya vendrá, sé que vendrá...
Un abrazo
Claudia

4:40 p.m.  
Blogger Miguel Lundin Peredo said...

Si ya vendra el dia que leeremos una novela tuya, mientres esperemos con impaciencia de inexpertos en el estudiod de tu mundo secreto poblado de codigos , te sugiero que comienzes a escribir novelas cortas y escribe todas las novelas que puedas porque una escritora con tu talento provoca una adicion saludable por leer mas libros con tu nombre.

5:42 a.m.  
Blogger claudia peña claros said...

En esto estoy, Miguel, gracias, de veras.

5:24 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home