lunes, abril 24, 2006

Expatriados

Ya no podremos volver a la Patria.
La Patria es apenas un recuerdo equivocado.

Está en nuestra necesidad de soñar.

Está en los olores de nuestro maletín cerrado.

Cuando se abra para colgar nuestras ropas
bajo un sol ajeno
la Patria, escurridiza,
se esfumará tranquila

y jamás mirará detrás
para ver si lloramos.

4 Comments:

Blogger jorge angel said...

Yo prefiero pensar como Carlos Hugo Molina, que en su Post "Buscando a Bolivia en el corazón" nos enseña a encontrar a nuestra Patria más allá de los simples límites geográficos.
De todos modos, como siempre, excelente creación.

Besos

11:24 a.m.  
Blogger carlatania said...

Cuando volvamos, la patria ya no será la misma, ya no encontraremos a los antiguos amores (se habrán casado,ido o estarán tan distintos como nosotros), la vieja casa adquirió un olor a húmedo, ya no retendrá los mismos olores a tamarindo y horneao de maíz, sólo su recuerdo (la abuela que le daba vida, reaparece en cada mirada, pero sólo queda el aroma del chocolate batido con molinillo).
Nos sentidmos tan distintos en nuestra nueva patria, como que estamos por demás, en las nuevas tiendas (antes aquí era mi colegio, ahora venden hamburguesas),tan desinformados, tan desadaptados. Su teléfono cambió, su casa está alquilada..., nadie sabe donde está él. Tal vez en el eco lastimero de nostalgia del corazón,... esas palabras aunque sean mentira tan bonitas de,"cuando volvás te estaré esperando.."
Será que valió la pena volver a empezar a inventarnos una nueva patria?
(Perdón Claudia, tal vez no es la idea, pero tus palabras desatan recuerdos y vivencias, de una Santa Cruz, que vive en la memoria, que cuando muchos vuelvan ya no encontraran...)

4:27 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Cuando leo estas cosas que escribes, siempre pienso que no deberias trabajar en nada mas que no sea escribir ...
Besos
Esther

9:07 a.m.  
Anonymous claudia peña said...

no te imaginas cómo llegan tus palabras, cuánta importancia tienen para mí, porque son tuyas. Gracias Esthercita, que Dios te bendiga.

10:56 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home