lunes, noviembre 10, 2008

Días de bici

Sábado: a la calle Francisca López, más arriba de la Prefectura. Entrando a la rotonda de La Salle, me doy cuenta que no funciona, no opera, el freno trasero. Pero era sábado por la tarde: voy con cuidado, no había muchos autos por el centro.

Domingo: hasta la plaza, mediodía, calor. Llego sudando, igual sin freno. Sobre el primer anillo y Libertad, me pasé el semáforo en rojo, me dio miedo. Frenaron mis manos, pero mis pies no dejaron de pedalear.

Hoy lunes, saliendo de casa, reviso el freno (¡yo dizqué, revisando el freno!). Me acordé de cómo lo habían arreglado, y pude enroscar yo ese circulito en el tornillo largo. Freno a punto, y salgo a la Nur, por la tarde.

Vuelvo a casa casi noche, fresco, de bajada, lindo. Y pienso "¡ñeee!" cuando tuerzo veloz, inclinando la bici a un costado, dejando de pedalear un rato para después volver a hacerlo, y de los autos me miran, ligera.

1 Comments:

Blogger Ricardo Eid said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2:51 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home