sábado, mayo 23, 2009

El perrito manso

Era un perrito muy manso y tranquilo que caminaba por un cerro en busca de una palabra para alimentarse. El pobre perrito buscó y rebuscó tanto su palabra, que llegó hasta El Alto montado en un burro feo que había encontrado por ahí. El pobre tocaba cada puerta para pedir ayuda, hasta que de una puerta muy elegante salió un gringo que le dijo que no se preocupara, que él iba a llevarlo en su auto a recorrer el mundo hasta que encontrase su palabra; y que si eso no funcionaba, iba a leerle todo el diccionario completo. Entonces el perrito empezó a saltar de felicidad, porque sin querer el gringo había dicho su palabra: auto. Así que fue al garaje y se comió el auto del gringo.

Kattia Calero, 16 años
En "La puerta del sol", El aprendiz de brujo, 2000.

2 Comments:

Blogger Kattia Calero said...

Hola soy yo, quería saber como obtuviste esto, me escribe sporfa?

9:54 p.m.  
Blogger claudia peña claros said...

Hola Kattia, lo copié del mismo libro, que me regaló un amigo del editor - profesor, entiendo, de todos ustedes.
Me gustó mucho tu texto y por eso lo puse.
Claudia

5:54 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home