jueves, diciembre 27, 2007

Elegir para botar

Es evidente que la intención de limpiar y ordenar la casa carece de toda novedad a fin de año. Pero en mi caso, siempre que lo intento, se pone en marcha una pequeña insurrección entre mis hijos. La semana pasada, invadí el cuarto de Ernesto y Francisco armada de grandes bolsas de plástico y razones prácticas: tenían que hacer espacio para los nuevos juguetes que recibirían en Navidad. ‘Nuevos juguetes’ – palabras mágicas. Aceptaron, con ellos mirando y decidiendo, claro. Manos a la obra alternando yo entre el ruego y el mal humor. Iban llenándose las bolsas, cuando al darme la vuelta descubro que lo que yo botaba a mi derecha, Ernesto lo escabullía después por su izquierda, recibiéndolo un Francisco muerto de la risa, que buscaba dónde esconderlo. La treta nos hizo reír y relajó el ambiente. Pensé que de todas maneras, algo se había logrado. ‘Soy una mamá eficiente’ dizqué, 'les enseño el orden'.

Pero al día siguiente, Francisco en mi cuarto, agarrando ‘Todas las sangres’ de Arguedas: “Bueno mamá, ordenemos tu cuarto. ¿Cuál de estos libros podemos botar?”

3 Comments:

Blogger Ciclista del valle said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

6:06 p.m.  
Blogger hermany said...

Yo estoy deacuerdo Arguedas es algo que debemos superar...

Abrazos exitos en el 2008.

7:07 p.m.  
Blogger Ciclista del valle said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2:10 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home