martes, octubre 31, 2006

Ardor ingenuo

¿Que tenía en la boca una historia de amor perfecto?
¿Que se interesó por vos y tus miedos?
¿Que te recibió con los pies desnudos y tenía los dedos luminosos y livianos?
¿Que al abrazarte ronroneaba como un gato?

Eso no es amor.

(Un traidor calienta músculos antes de cercenar el cuerpo florecido.)

Es apenas ejercicio.

2 Comments:

Blogger caminante said...

¡Qué pocos lo entienden así!
Y se confunden.
Y confunden.
Y despiertan. Tarde.
Y pierden el gusto por el AMOR DE VERDAD.
Un fortísimo abrazo.

7:16 p.m.  
Blogger Ciclista del valle said...

Habría puesto "verdugo" en el lugar de "traidor".

3:35 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home