domingo, octubre 22, 2006

Humo

Seguramente más allá, donde mis ojos no ven,
habrá alguien que
mirándome
sonría con ternura, y piense que tenemos cosas
en común.

Pero yo siento que voy
sola
(llegué tarde, quizá).

No tengo manada.

Transito, y voy deponiendo
vaciando
traicionando
cariños y lealtades

(hasta los héroes se debilitan
y caen).

Nada persiste:
en mis manos todo se esfuma.

6 Comments:

Blogger Marco said...

pocas veces me he sentido tan identificado...

8:59 p.m.  
Blogger la mujer habitada said...

Llegaste temprano, mujer.

10:53 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Me encanto tu intervencion en el encuentro del patino... es admirable al honestidad y sensibilidad con la que escribes...

9:10 a.m.  
Blogger claudia peña claros said...

Tres palabras bastan, Mujer Habitada, para cambiar la perspectiva. No sé si sean ciertas, pero alivian. El alivio es algo cierto.
Marco, estamos juntos en la soledad entonces.
Y gracias a Valentina, por estar y escucharme (a pesar del temblor).
Besos.

11:31 a.m.  
Blogger Ciclista del valle said...

Así que "vas sola ... traicionando cariños ... en tus manos todo se esfuma". Uy, qué miedo. No exageres, no te hagas la que.

(¿Publicar esto?)

8:05 p.m.  
Blogger Daniela Müller said...

depressssion...my lady

9:47 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home