miércoles, octubre 18, 2006

Final de historia

El círculo se ha cerrado, querido. Adentro hemos quedado, prendidos, yo y tu silencio. Hay ríos de agua dulce que jamás lamerán nuestros cuerpos.

Entiende, querido, que los flujos también lloran y extrañan. Hubo en algún momento un murmullo de voces (las nuestras) que nos podrían haber cobijado de las esquinas y los cuchillos.

Pero ya bebí el veneno.

Ahora cargo
sólo piedras dentro.

4 Comments:

Anonymous Sebastian said...

Qué texto. A veces no hay nada qué comentar.
Nos vemos el lunes en el encuentro :)

4:45 p.m.  
Blogger Torumano said...

Te quedó merveilleux.

4:19 p.m.  
Blogger Torumano said...

Te quedó merveilleux.

4:21 p.m.  
Blogger la mujer habitada said...

je suis d'accord.
Un texto agobiante, fantástico.

Un abrazo conmovido

4:12 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home