viernes, septiembre 01, 2006

Mujer que se apaga

La mujer que se apaga
no retendrá la sonrisa de los cumpleaños
ni parirá niños felices.

La mujer que se apaga
aprenderá a engullir sus palabras
yermas
como animalitos muertos.

La mujer que se apaga
no guardará orgullosa
las estrías de su vientre
ni probará la miel
que sudan los hombres
florecidos.

La mujer que se apaga
no escuchará las voces, ni los nombres,
ni los ríos.

La mujer que se apaga
clamará rabiosa
por migajas de luz
de luciérnaga.

Y en su adentro
persistirá retorciéndose
un sol ciego
cautivo

hasta el infinito
adolorido.

5 Comments:

Anonymous ojala te acuerdes de mi, tu admiradora. said...

yo no quería, te lo juro, y me achiqué, te acordás que te dije que era uno de mis favoritos del Evangelio según Paulina?
te mando un beso enorme.

7:59 a.m.  
Blogger claudia peña claros said...

una nunca se encoge deseando, pero también es lindo, cuando una vuelve a estirarse, no?
cariños,
claudia

5:37 p.m.  
Anonymous yo la que se está desencogiendo :) said...

Estoy intentando. Me duele pq mis músculos del corazón estaban muy apretaditos y pegados. Pero poco a poco. me/te lo prometo

5:04 p.m.  
Blogger claudia peña claros said...

Poco a poco, querida, muy poco a poco, así es cómo debe hacerse. El único deber al que debes honrar ahora es al deber de cuidarte, escucharte, acariciarte. Decirte muchas veces que todo va a estar bien. Que vas a sanar.
Guárdate para ti misma.

5:56 p.m.  
Anonymous :) ya voy yendo :) said...

Gracias Dulce, muchas gracias.
Sos una angelita.

9:50 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home