miércoles, diciembre 21, 2005

súplica

no puedo huir

cuerpo cerrado por
fuera destetada de mi
carne condenada a es-
tar

abrime claudia
la puerta

dejame entrar

1 Comments:

Blogger Ciclista del valle said...

Aquí estás sola y segura, contigo, despierta, capaz. Quién no quisiera estar así todo el tiempo, el día entero, hasta la hora de morir.

3:48 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home